Doma

Escuela de Equitación

En Cortijo el Rosario los ejemplares reciben un entrenamiento racional, metódico y equilibrado. El caballo se vuelve tranquilo, elástico, ágil y flexible, a la vez que se hace más confiado y atento a las órdenes del jinete.

El objetivo final es mejorar el físico y los aires naturales del caballo para tratar que sus movimientos se muestren mucho más bellos, buscando siempre el equilibrio total entre jinete y caballo, logrando un total entendimiento y comprensión entre ambos.

Para la doma clásica se requieren muchas horas de entrenamiento y un jinete metódico y paciente. Primeramente se instruye al caballo en la equitación básica. Posteriormente se introduce el aprendizaje de ejercicios más avanzados, que requieren de mayor agilidad, teniendo siempre como principios de la doma, la impulsión, regularidad, rectitud, capacidad de reunión y franqueza en todos los aires y ejercicios de picadero.

Los jinetes líderes de Cortijo El Rosario han sido capacitados en los Alburejos, propiedad del reconocido jinete Sr. Álvaro Domecq Romero, quien fue fundador y director de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre (hijo del señor Álvaro Domecq y Díez).

Debido a su trayectoria en el mundo del caballo, los entrenamientos que facilitaron los Domecq a los jinetes han sido básicos para la eficiencia de nuestra escuela, lo que ha permitido llevar a cabo la formación de jóvenes aficionados del arte ecuestre para convertirlos en jinetes, como un aporte que permite introducir la equitación académica a la cultura ecuestre nacional.

Los caballos que se crían en Cortijo el Rosario son seleccionados con un estricto criterio orientado a conseguir ejemplares con belleza y funcionalidad, que permitan alcanzar los más altos niveles de doma. Lo que ha llevado a sus productos obtener los más altos premios de la raza en las ferias nacionales y centroamericanas.

Espectáculo Ecuestre

La combinación de ejemplares y jinetes de primer nivel ha permitido que esta ganadería tenga un espectáculo ecuestre reconocido internacionalmente como el mejor de América. Es un espectáculo donde se combinan ejercicios de disciplinas como doma clásica, alta escuela, doma vaquera y enganches.

Cortijo el Rosario produce en Chinandega, Nicaragua, caballos Pura Raza Española y Pura Sangre Lusitana de primer orden. Para muestra un botón, invita en alas de la imaginación montar en ancas de sus caballos y disfrutar de este espectáculo ecuestre.

  • Doma Vaquera: Danza flamenca y ejercicios camperos, traen vientos de levante que huelen a olivos y toros bravos, a sudor vaquero, a relinchos de la piara corriendo por los campos de Andalucía.
  • Garrocha: Doma vaquera española donde se demanda rapidez y fuerza, dominio y destreza, con la cadencia del paso, apoyos y piruetas, con galopes y paradas que cortan la envestida y hacen relucir la raza brava.
  • Paso de dos: Caballos Español y Lusitano que nacen de un tronco común, al igual que sus jinetes que compartiendo la misma pasión. Dos binomios de nivel gran premio danzando al ritmo de la música elevan el arte ecuestre al más alto nivel.
  • Trabajos en la Mano: Domino y destreza donde los jinetes cosechan el fruto de su esfuerzo abonado con sudor, logrando ejercicios pie a tierra que permiten inmortalizar estos caballos en sus aires más elevados, como la cabriola y la levada, la corveta y la posada.
  • Fantasía: La magia de un jinete que en su caballo nos lleva a su mundo de ensueños, y entre aires de paso español, piaffe, passage, y cambios de pie a dos y un tranco, nos enseñan cómo se convierte una fantasía en realidad.
  • Aires Altos: Caballos ibéricos bellos, fuertes y nobles, caballos fantásticos de Cortijo el Rosario capaces de contener su pisada y lanzar por el aire la grandeza de su raza, ejecutando una bonita posada o una difícil cabriola.
  • Riendas Largas: Si difícil es llevar un caballo bajo silla, más aún pie a tierra, donde la conexión íntima entre jinete y caballo le permiten ejecutar los ejercicios más complicados con la sutileza que sólo el arte en su forma más pura permite.
  • Enganches: Carruajes europeos enganchados al tronco, a la limonera y a la cuarta potencia, demuestran la versatilidad de estos caballos.
  • Carrusel: Ballet ecuestre, donde se realizan distintos ejercicios de doma clásica y alta escuela en completa armonía, con la elasticidad y franqueza de movimientos convirtiendo la equitación en Arte Ecuestre.